La salud mental forma parte de la vida de todas las personas. En ciertos momentos más estable y en otras ocasiones con complicaciones, pero siempre presente en todo lo que hacemos. La misma expresión, “salud mental”, suele relacionarse habitualmente con problemas, locura, discapacidad o dificultades. Sin embargo, muchas veces se nos olvida que también significa alegría, tranquilidad, superación o libertad.

Formamos parte de una sociedad que tiende a considerar nuestras emociones y pensamientos dentro de nuestro cerebro, como algo exclusivamente “mio”. No obstante, nuestro punto de vista entiende que todo lo que sucede en la sociedad también nos afecta (las crisis económicas, los problemas familiares, el trabajo, la educación, etc.) y, por eso mismo, nosotros también podemos influir en ella.

No reducimos la salud mental únicamente a una cuestión individual, sino que tratamos de incluir en nuestra visión las relaciones humanas y sociales. Del mismo modo, consideramos que promover la salud mental va más allá de tener un diagnóstico, e implica aprender a cuidarnos entre nosotros/as de forma cotidiana.

Entendemos la salud mental como una cualidad del ser humano, que nos indica cuando las cosas van bien y cuando podemos necesitar un cambio. Esto nos permite construir nuevos vínculos entre nosotros, buscando que estas relaciones sean horizontales y potenciando el desarrollo personal y social. Como profesionales también estamos inmersos, e intentamos, a través de nuestro trabajo, generar nuevas formas de relacionarnos en sociedad.

Apoyo Psicologico Cambio

Anuncios